Seleccione el idioma:
Reservar visita médica en línea

Su Guía Definitiva de Suplementos: Descubra los beneficios de los suplementos naturales

Post written by BFH Staff Writer on 28 de noviembre de 2023
Compartir post:
Suplementos naturales.
Navegar Puesto

En las últimas décadas, los suplementos dietéticos se han hecho cada vez más populares en Estados Unidos y son uno de los medicamentos sin receta más utilizados. Según los CDC, 

Aproximadamente 57,6% de los adultos y más de 70% de los adultos mayores utilizan regularmente suplementos dietéticos. Los suplementos dietéticos de venta libre más populares son los multivitamínicos o multiminerales, seguidos de la vitamina D, los ácidos grasos omega-3 y el calcio. 

Estos suplementos se buscan por varias razones, lo que ha contribuido a su popularidad a lo largo de los años. Los expertos destacan que las principales razones para utilizar suplementos son mejorar la salud y el bienestar general, cubrir las carencias de nutrientes en la dieta y apoyar la salud ósea. Según los dietistas, a medida que envejecemos, la respuesta natural de nuestro cuerpo a los alimentos disminuye, al igual que nuestra capacidad para absorber la cantidad adecuada de nutrientes de la dieta. La dietista P. Batra también hace hincapié en los efectos negativos de depender de la comida rápida: "A medida que nuestra vida se vuelve más ajetreada, aumenta nuestra dependencia de la comida rápida. Esto puede ahorrar tiempo y energía, pero también crea importantes lagunas nutricionales en nuestro organismo". Los suplementos naturales son una solución para paliar estas carencias, ya que aportan nutrientes que no obtenemos adecuadamente de los alimentos. 

En este artículo, conoceremos los suplementos naturales disponibles en el mercado y cómo podemos beneficiarnos de cada uno de ellos. 

Tipos de suplementos naturales

Vitaminas y minerales: Nutrir el cuerpo desde dentro

● Beneficios: Esenciales para diversas funciones corporales, las vitaminas y los minerales desempeñan un papel fundamental en el apoyo a la salud inmunológica, la fortaleza ósea y el bienestar general.

● Definición: Son compuestos orgánicos (vitaminas) y elementos inorgánicos (minerales) cruciales para los procesos fisiológicos.

● Quién puede tomar: Prácticamente todo el mundo puede beneficiarse, pero las necesidades específicas pueden variar. Consulte a un profesional sanitario para obtener asesoramiento personalizado.

● A qué edad: Adecuado para todas las edades, desde la infancia hasta los años dorados.

Suplementos a base de plantas: El poder curativo de la naturaleza

● Beneficios: Las hierbas ofrecen un sinfín de beneficios para la salud, desde reducir la inflamación hasta favorecer la claridad mental.

● Definición: Los extractos de plantas y hierbas son ricos en compuestos bioactivos con propiedades terapéuticas.

● Quién puede tomar: Generalmente seguro para los adultos, pero se recomienda precaución durante el embarazo o para las personas con enfermedades preexistentes.

● A qué edad: Se recomienda la supervisión y consulta de un adulto en el caso de los niños.

Aminoácidos: componentes básicos para ser más fuerte

● Beneficios: Los aminoácidos son esenciales para la reparación muscular, la función inmune y la producción de neurotransmisores.

● Definición: Compuestos orgánicos que forman las proteínas, vitales para la estructura y el funcionamiento del organismo.

● Quién puede tomar: Pueden beneficiarse los deportistas, los entusiastas del fitness y las personas con deficiencias proteicas.

● A qué edad: Generalmente seguro para todas las edades, pero los suplementos de aminoácidos específicos pueden tener recomendaciones de edad.

Ácidos grasos: las grasas saludables para el cerebro y el corazón

● Beneficios: Los ácidos grasos omega-3 favorecen la salud del corazón y la función cerebral y también tienen propiedades antiinflamatorias.

● Definición: Grasas esenciales que el cuerpo no puede producir por sí mismo, obtenidas a través de la dieta o suplementos.

● Quién puede tomar: Recomendado para adultos, especialmente aquellos con problemas cardiovasculares o cognitivos.

● A qué edad: Generalmente se introduce en la adolescencia y se mantiene hasta la edad adulta.

Probióticos: Cultivar un ecosistema intestinal sano

● Beneficios: Los probióticos favorecen la salud digestiva, refuerzan la inmunidad y pueden contribuir al bienestar mental.

● Definición: Bacterias vivas que confieren beneficios para la salud cuando se consumen en cantidades adecuadas.

● Quién puede tomar: Generalmente seguro para adultos y niños, pero se recomienda precaución para aquellos con sistemas inmunes comprometidos.

● A qué edad: Puede introducirse en la infancia, continuando hasta la edad adulta.

Vitaminas y minerales:

● Apoyo a la función inmunitaria: Vitaminas como la vitamina C y minerales como el zinc desempeñan un papel crucial en el fortalecimiento del sistema inmunitario. Aumentan la capacidad del organismo para protegerse de infecciones y enfermedades.

● Salud ósea: Minerales como el calcio y la vitamina D son vitales para mantener unos huesos fuertes y sanos. Contribuyen a la densidad ósea y ayudan a prevenir enfermedades como la osteoporosis.

● Producción de energía: Las vitaminas B, como la B12 y el foPoppins, son esenciales para el metabolismo energético. Ayudan a convertir los alimentos en energía, fomentando la vitalidad y el bienestar general.

Suplementos a base de plantas:

● Remedios naturales para dolencias: Los suplementos herbales abarcan una amplia gama de plantas con propiedades medicinales. Por ejemplo, la cúrcuma es conocida por sus efectos antiinflamatorios, que ayudan en afecciones como la artritis. La lavanda y la manzanilla favorecen la relajación y alivian el estrés, contribuyendo al bienestar mental.

Calma la inflamación: Muchas hierbas poseen propiedades antiinflamatorias, proporcionando alivio a las afecciones inflamatorias. Pueden ser una alternativa natural para las personas que buscan controlar la inflamación sin los efectos secundarios de ciertos medicamentos.

Aminoácidos:

Reparación muscular: Los aminoácidos, especialmente los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA), son cruciales para reparar y construir los tejidos musculares. Desempeñan un papel vital en la recuperación post-ejercicio y el mantenimiento muscular.

● Producción de neurotransmisores: Ciertos aminoácidos sirven como precursores de los neurotransmisores, los mensajeros químicos del cerebro. Por ejemplo, el triptófano es un precursor de la serotonina, que contribuye a regular el estado de ánimo y el bienestar mental.

● Síntesis global de proteínas: Los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas. Son esenciales para la síntesis de diversas proteínas en el cuerpo, contribuyendo a la estructura y función de tejidos, enzimas y hormonas.

Ácidos grasos:

● Apoyo a la salud cardiovascular: Los ácidos grasos omega-3, que se encuentran en el aceite de pescado y el aceite de linaza, contribuyen a la salud cardiovascular reduciendo el riesgo de enfermedades del corazón. Ayudan a mantener niveles saludables de colesterol y favorecen una coagulación sanguínea adecuada.

● Función cognitiva: Los ácidos grasos, en particular los omega-3 como el DHA, son esenciales para la salud del cerebro. Favorecen las funciones cognitivas y la memoria y pueden reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Efectos antiinflamatorios: Los ácidos grasos omega-3 tienen potentes propiedades antiinflamatorias, que pueden beneficiar a las personas con afecciones inflamatorias como la artritis.

Probióticos:

● Mantener el equilibrio intestinal: Los probióticos son bacterias beneficiosas que promueven un equilibrio saludable en la microbiota intestinal. Mantienen la salud digestiva evitando el crecimiento excesivo de bacterias nocivas y favoreciendo la absorción de nutrientes.

● Ayuda a la digestión: Los probióticos contribuyen a la descomposición de los alimentos en el tracto digestivo, mejorando la absorción de nutrientes y reduciendo el riesgo de problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable (SII).

● Refuerzo de la función inmunitaria: La mayor parte del sistema inmunitario reside en el intestino. Los probióticos desempeñan un papel en la mejora de la función inmunitaria, contribuyendo a la capacidad del organismo para defenderse de las infecciones.

¿Qué ocurre cuando hay una carencia? 

La ausencia o deficiencia de suplementos naturales en nuestra dieta puede provocar una serie de problemas de salud, ya que desempeñan un papel fundamental en nuestras funciones fisiológicas. Estos son algunos de los problemas más comunes que puede sufrir una persona por falta de suplementos naturales:

Deficiencias vitamínicas

● Sistema inmunitario Debilidad: Vitaminas como la vitamina C y la vitamina D son cruciales para la función inmunitaria. Una carencia puede comprometer la capacidad del organismo para combatir las infecciones, lo que aumenta la susceptibilidad a las enfermedades.

Fatiga y debilidad: Las vitaminas del grupo B, incluidas la B12 y el foPoppins, desempeñan un papel vital en el metabolismo energético. Una deficiencia puede provocar fatiga, debilidad y falta de vigor.

Deficiencias minerales

● Problemas de salud ósea: Las deficiencias de calcio y vitamina D pueden debilitar los huesos y aumentar el riesgo de fracturas o de enfermedades como la osteoporosis.

Anemia: La deficiencia de hierro puede provocar anemia, caracterizada por fatiga, debilidad y disminución de la capacidad de transportar oxígeno en la sangre.

Deficiencias de aminoácidos

Desgaste muscular: Una ingesta inadecuada de aminoácidos esenciales, especialmente en el caso de las personas que practican una actividad física regular, puede dificultar la reparación y el crecimiento muscular.

● Problemas neurológicos: Los aminoácidos son cruciales para la producción de neurotransmisores. Las deficiencias pueden contribuir a problemas neurológicos, afectando al estado de ánimo, la cognición y el bienestar mental en general.

Deficiencias de ácidos grasos

● Complicaciones cardiovasculares: Los ácidos grasos omega-3 contribuyen a la salud cardiovascular. Su deficiencia puede conducir a un mayor riesgo de enfermedades del corazón, niveles elevados de colesterol y deterioro de la función de los vasos sanguíneos.

Declive cognitivo: La ingesta inadecuada de omega-3, en particular de DHA, se asocia con el deterioro cognitivo y un mayor riesgo de trastornos neurodegenerativos.

Desequilibrio probiótico

Problemas digestivos: Una ingesta insuficiente de probióticos puede alterar el equilibrio de las bacterias intestinales, provocando problemas digestivos como hinchazón, estreñimiento o diarrea.

● Respuesta inmunitaria debilitada: El intestino es un componente importante del sistema inmunitario. La falta de probióticos puede comprometer la capacidad del intestino para apoyar la función inmune, aumentando la susceptibilidad a las infecciones.

¿Qué suplemento natural es adecuado para cada problema de salud?

Determinar cuál es el suplemento natural adecuado para cada estado de salud implica tener muy en cuenta las necesidades y circunstancias individuales. Por ejemplo, los médicos suelen recomendar la vitamina D para la salud ósea, sobre todo en casos de osteoporosis o problemas de densidad ósea. Esto se debe a que la vitamina D contribuye a la absorción del calcio, un elemento crucial para mantener unos huesos fuertes y sanos.

Del mismo modo, para tratar un sistema inmunitario débil o infecciones frecuentes, la vitamina C es una opción popular debido a sus propiedades de refuerzo inmunitario. Esta vitamina desempeña un papel clave en la defensa del organismo contra las enfermedades. Del mismo modo, las personas con anemia o carencia de hierro recurren a los suplementos de hierro para aumentar la producción de hemoglobina, el componente de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno.

La cúrcuma puede ser de gran ayuda para quienes sufren enfermedades inflamatorias como la artritis. Sus propiedades antiinflamatorias pueden aliviar el dolor y la hinchazón de las articulaciones. Por otra parte, las personas que buscan relajarse y aliviar el estrés o la ansiedad pueden encontrar beneficiosos los suplementos de manzanilla por sus efectos calmantes.

El ginseng, conocido por sus propiedades para aumentar la energía y la vitalidad, hace frente a la fatiga o a los bajos niveles de energía. Los aminoácidos ramificados (BCAA) favorecen la recuperación de las agujetas.

En el ámbito de la salud mental, el triptófano, precursor de la serotonina, ayuda a regular el estado de ánimo. Del mismo modo, el DHA, un ácido graso omega-3, mejora la salud cerebral y la función cognitiva, lo que lo convierte en un suplemento potencial para las personas que sufren deterioro cognitivo o problemas de memoria. El DHA también mejora la salud del corazón y los niveles de colesterol. Por eso los médicos recomiendan el Omega 3 a los adultos mayores.

Aunque estos suplementos naturales pueden ofrecer una valiosa ayuda, es fundamental subrayar que deben complementar, no sustituir, una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. Además, las respuestas individuales a los suplementos pueden variar. Por eso le recomendamos que consulte a su médico y evalúe sus condiciones de salud subyacentes antes de tomar estos suplementos. 

Productos relacionados

No hay artículos relacionados en este momento. Vuelva a comprobarlo pronto.