Seleccione el idioma:
Reservar visita médica en línea

Rompiendo barreras: Los avances en la atención al Alzheimer se desvelan en 2024

Escrito por BFH Staff Writer el 24 de febrero de 2024
Compartir post:
noticias sobre alzheimer
Navegar Puesto

En 2024, el campo de Alzheimer está experimentando avances notables. Desde investigaciones punteras sobre genética y biomarcadores hasta tecnologías innovadoras de diagnóstico y seguimiento, los avances están cambiando la forma de entender y abordar esta enfermedad. Por ello, el futuro de Alzheimer brilla con esperanza y promesa, ofreciendo mejores perspectivas a todos los afectados por esta difícil enfermedad.

¿Qué es el Alzheimer?

Enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa prevalente que afecta a millones de personas en todo el mundo. Representa aproximadamente el 60-70% de los casos de demencia. Según la Asociación de AlzheimerEn el año 2000, se estimaba que 5,8 millones de estadounidenses mayores de 65 años padecían Alzheimer, una cifra que se prevé que aumente hasta casi 14 millones en 2050 si no se producen avances significativos.

Esta enfermedad progresiva no sólo afecta profundamente a las personas, sino que también supone una carga importante para los cuidadores y los sistemas sanitarios. En la actualidad es la sexta causa de muerte en Estados Unidos, y alguien desarrolla Alzheimer cada 65 segundos. Además, el coste económico es asombroso: sólo en Estados Unidos, el coste anual total de la atención a las personas con Alzheimer y otras demencias supera los 1.430 millones de euros.

A pesar de décadas de investigación, Alzheimer sigue siendo incurable y los tratamientos disponibles sólo proporcionan un alivio sintomático. Sin embargo, la investigación sigue explorando nuevas vías para comprender los mecanismos subyacentes de la enfermedad y desarrollar intervenciones más eficaces.

Gran avance en la cura del Alzheimer

A partir del primer mes de 2024, la empresa estadounidense CuraSen Therapeutics se dispone a lanzar el primer ensayo en humanos de su nuevo fármaco neurodegenerativo, el CST-3056, en el cuarto trimestre de 2024. La empresa obtuvo $5,8 millones de financiación de la Alzheimer La Fundación para el Descubrimiento de Fármacos financiará estudios no clínicos de seguridad a partir de principios de 2024 y el ensayo clínico de fase I a finales de año.

El ensayo de fase I evaluará la seguridad y farmacocinética de CST-3056, un agonista de los adrenoceptores alfa-1A (α1A-AR), mediante estudios de dosis única ascendente y múltiple ascendente. El lugar del ensayo está aún por determinar, con opciones tanto dentro como fuera de los Estados Unidos. El reclutamiento se centrará principalmente en voluntarios sanos, con la posibilidad de incluir en la última cohorte a pacientes con enfermedad de Alzheimer o individuos con deterioro cognitivo leve precedente. Alzheimer. Se espera que el protocolo se presente a mediados de 2024.

Esto representa un hito importante en la investigación de las enfermedades neurodegenerativas y ofrece una esperanza potencial a los pacientes con dolencias como el Alzheimer. Si tiene éxito, este nuevo fármaco podría abrir una nueva vía de tratamiento y responder a la urgente necesidad de terapias eficaces en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas.

¿Se puede revertir el Alzheimer?

Actualmente, no es posible revertir el Alzheimer. Tampoco existe una vacuna contra el Alzheimer que evite su aparición. Sin embargo, ciertas intervenciones pueden ayudar a ralentizar o revertir parcialmente el deterioro cognitivo en algunas personas, sobre todo en las primeras fases de la enfermedad. Estas intervenciones suelen consistir en una combinación de medicamentos, cambios en el estilo de vida, estimulación cognitiva y compromiso social. Aunque estos enfoques pueden mejorar los síntomas y la calidad de vida, no curan la enfermedad subyacente. La investigación en curso sigue explorando nuevos tratamientos e intervenciones dirigidos a abordar la enfermedad de Alzheimer y su progresión.

¿Cómo reducir la proteína Tau en el cerebro de forma natural?

La proteína tau es un componente vital de las células cerebrales, donde ayuda a mantener la estructura y la función celulares. En enfermedades como el Alzheimer, la proteína tau sufre cambios perjudiciales, formando ovillos que interrumpen la comunicación celular y provocan daños en las células cerebrales, afectando a la memoria y a la capacidad de pensar. 

Estudiar la tau es esencial para desarrollar tratamientos que ralenticen o detengan estas enfermedades. La acumulación anormal de tau es uno de los principales focos de investigación y posibles tratamientos. 

Por ello, la reducción natural de la proteína tau en el cerebro es un área de investigación en curso y, aunque no existe un remedio natural definitivo, la adopción de ciertos hábitos de vida puede ayudar a promover la salud del cerebro y reducir potencialmente los niveles de proteína tau. Estos hábitos incluyen:

  1. Ejercicio regular - Se ha demostrado que la práctica regular de actividad física favorece la salud cerebral y puede ayudar a reducir los niveles de proteína tau. Intente realizar al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada a la semana.
  2. Dieta sana - El consumo de una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras y grasas saludables puede favorecer la salud cerebral y reducir la inflamación, lo que podría repercutir indirectamente en los niveles de proteína tau.
  3. Sueño adecuado - Dar prioridad a dormir lo suficiente y bien cada noche, ya que el sueño inadecuado se ha asociado a un aumento de los niveles de proteína tau y al deterioro cognitivo.
  4. Estimulación mental - Mantenga el cerebro activo realizando con regularidad actividades que estimulen la mente, como la lectura, los rompecabezas, el aprendizaje de nuevas habilidades o la socialización.
  5. Gestión del estrés - El estrés crónico puede contribuir al deterioro cognitivo y aumentar los niveles de proteína tau. Practica técnicas para reducir el estrés como la atención plena, la meditación, los ejercicios de respiración profunda o el yoga.
  6. Limite el alcohol y evite fumar - El consumo excesivo de alcohol y tabaco puede tener efectos negativos sobre la salud cerebral y contribuir al deterioro cognitivo. Limite el consumo de alcohol y evite fumar para favorecer la salud general del cerebro.
  7. Mantener un peso saludable - La obesidad y otras afecciones relacionadas, como la diabetes, se han relacionado con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer y pueden afectar a los niveles de proteína tau. Intente mantener un peso saludable con dieta y ejercicio.

Aunque estas estrategias de estilo de vida pueden contribuir a la salud del cerebro e influir potencialmente en los niveles de proteína tau, es esencial consultar a un profesional sanitario para obtener recomendaciones personalizadas y controlar la salud general del cerebro, especialmente si se corre el riesgo de padecer afecciones neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer o si se le ha diagnosticado esta enfermedad.

Para llevar

Los avances en la atención del Alzheimer en 2024 anuncian una nueva era de esperanza y progreso en la lucha contra esta enfermedad debilitante. Aunque los retos persisten, los avances logrados este año ofrecen un optimismo renovado y la promesa de un futuro en el que el Alzheimer no solo se comprenda mejor, sino que también se trate con mayor eficacia y, en última instancia, se venza.

Productos relacionados

No hay artículos relacionados en este momento. Vuelva a comprobarlo pronto.