Seleccione el idioma:
Reservar visita médica en línea

Comprender el hipotiroidismo: Síntomas, causas y opciones de tratamiento del hipotiroidismo

Post written by BFH Staff Writer on Septiembre 13, 2023
Compartir post:
síntomas de hipotiroidismo
Navegar Puesto

Síntomas del hipotiroidismo. Érase una vez en la bulliciosa ciudad una joven vibrante llamada Emma. La vida siempre había sido una aventura estimulante para ella hasta que un día se despertó sintiéndose mal. Su energía, antaño ilimitada, se había desvanecido; en su lugar, la recibió el agotamiento, el aumento de peso y la caída del cabello. El espíritu alegre de Emma empezó a decaer a medida que los síntomas debilitantes del hipotiroidismo se apoderaban de ella.

Frustrada pero decidida, Emma se embarcó en una búsqueda para recuperar su vitalidad. Impulsada por un espíritu ardiente, buscó la orientación de un sabio endocrinólogo que reconoció la lucha silenciosa de su tiroides.

El hipotiroidismo es un trastorno tiroideo común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se produce cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas, lo que provoca una serie de problemas de salud.

Gracias a una combinación de medicación, cambios en el estilo de vida y apoyo, el viaje de Emma hacia la recuperación comenzó y continúa con éxito.

Aproximadamente 5 de cada 100 estadounidenses mayores de 12 años padecen hipotiroidismo, aunque la mayoría de los casos son leves y presentan pocos síntomas evidentes. Se calcula que unos 13 millones de estadounidenses padecen esta enfermedad. Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a desarrollar hipotiroidismo, y la enfermedad es también más frecuente entre las personas mayores de 60 años.

En este artículo, profundizaremos en las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento del hipotiroidismo, proporcionándole un conocimiento exhaustivo de esta afección.

Causas del hipotiroidismo

Tiroiditis autoinmune (tiroiditis de Hashimoto))

Es la principal causa de hipotiroidismo. En la tiroiditis de Hashimoto, el sistema inmunitario del organismo ataca por error a la glándula tiroides, mermando su capacidad de producir hormonas. Se cree que la predisposición genética y los factores ambientales contribuyen a esta enfermedad autoinmune.

Deficiencia de yodo

El yodo es esencial para la producción de hormonas tiroideas. En regiones con una ingesta insuficiente de yodo en la dieta, la glándula tiroides tiene dificultades para sintetizar hormonas. Aunque es poco frecuente en los países desarrollados debido al uso de sal yodada, la carencia de yodo puede seguir siendo preocupante en algunas partes del mundo.

Cirugía tiroidea o terapia con yodo radiactivo

Tratamiento del hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) puede implicar la cirugía para extirpar la glándula tiroides o el uso de yodo radiactivo para reducir su función. Sin embargo, estos tratamientos pueden conducir inadvertidamente al hipotiroidismo si se extirpa o destruye demasiado tejido tiroideo.

Determinados medicamentos

Algunos medicamentos, como el litio y la amiodarona, pueden interferir en la producción de hormona tiroidea, causando potencialmente hipotiroidismo.

Disfunción de la glándula pituitaria

La hipófisis produce la hormona estimulante del tiroides (TSH), que indica al tiroides que produzca hormonas. Si la hipófisis no funciona correctamente, pueden disminuir los niveles de TSH y, en consecuencia, la producción de hormonas tiroideas.

El hipotiroidismo puede causar una serie de síntomas, entre los que se incluyen:

Fatiga y debilidad: El hipotiroidismo puede provocar una sensación persistente de fatiga y debilidad, que puede repercutir en las actividades diarias y en la calidad de vida.

Aumento de peso: Con niveles reducidos de hormona tiroidea, la tasa metabólica del cuerpo se ralentiza, lo que conduce a un aumento de peso inexplicable, incluso con la misma o menor ingesta calórica.

Sensibilidad al frío: El hipotiroidismo puede comprometer la capacidad del organismo para generar y retener calor, lo que provoca una mayor sensibilidad a las bajas temperaturas y una preferencia por los ambientes cálidos.

Piel y cabello secos: Se necesitan hormonas tiroideas adecuadas para un correcto equilibrio de humedad en la piel y el cabello. Con el hipotiroidismo, la piel puede volverse seca, escamosa y áspera, y el cabello puede volverse quebradizo, fino y propenso a la rotura.

Dolores musculares y articulares: El hipotiroidismo puede provocar debilidad y dolores musculares, sobre todo en brazos, piernas y espalda. También son frecuentes el dolor y la rigidez articular.

Depresión y cambios de humor: Las hormonas tiroideas desempeñan un papel crucial en la regulación del estado de ánimo y las emociones, y una deficiencia de estas hormonas puede provocar alteraciones del estado de ánimo, como depresión, ansiedad, irritabilidad y cambios de humor.

Estreñimiento: El hipotiroidismo puede afectar al sistema digestivo y ralentizar el movimiento de los alimentos a través de los intestinos, provocando estreñimiento.

Pereza y deterioro cognitivo: Las personas con hipotiroidismo pueden experimentar lentitud mental, dificultad para concentrarse y problemas de memoria, a menudo denominados "niebla cerebral."

Ronquera e inflamación del cuello (bocio): En algunos casos, la glándula tiroides puede agrandarse, provocando una hinchazón en el cuello conocida como bocio. Este agrandamiento puede provocar ronquera debido a la presión sobre las cuerdas vocales.

Ciclos menstruales irregulares: El hipotiroidismo puede alterar el ciclo menstrual, provocando periodos irregulares, flujo menstrual más abundante o menos abundante y, en algunos casos, infertilidad.

Niveles elevados de colesterol: Las hormonas tiroideas intervienen en la regulación del metabolismo del colesterol. Unos niveles insuficientes de hormonas tiroideas pueden elevar los niveles de colesterol LDL (colesterol "malo") y colesterol total, aumentando el riesgo de cardiopatías.

Cara hinchada y ojos hinchados: Algunas personas con hipotiroidismo pueden notar hinchazón facial y alrededor de los ojos debido a la acumulación de líquido.

Opciones de tratamiento:

Hormona tiroidea sintética (levotiroxina): El tratamiento más común para el hipotiroidismo consiste en tomar medicamentos de hormona tiroidea sintética, normalmente en forma de levotiroxina. Este medicamento sustituye eficazmente las hormonas que faltan y restablece la función tiroidea normal.

Control periódico: Las personas en tratamiento deben someterse a revisiones periódicas y pruebas de la función tiroidea para asegurarse de que sus niveles hormonales se encuentran dentro del rango óptimo.

Ajustes en el estilo de vida: Adoptar un estilo de vida saludable, que incluya una dieta equilibrada y ejercicio regular, puede favorecer la salud de la tiroides y el bienestar general.

Suplementos de yodo: En casos de hipotiroidismo relacionado con deficiencia de yodo, puede recomendarse la administración de suplementos de yodo bajo supervisión médica.

En conclusión, el hipotiroidismo es un trastorno tiroideo común que puede causar una serie de síntomas y afectar a la calidad de vida general de una persona. Sin embargo, con un tratamiento y un seguimiento adecuados, las personas con hipotiroidismo pueden controlar su enfermedad de forma eficaz y recuperar su vitalidad.

Productos relacionados

Synthroid

$24.99 - $35.99

  • En stock
  • Envío urgente
  • Descuentos por volumen
Seleccionar opciones Este producto tiene múltiples variantes. Las opciones se pueden elegir en la página del producto