Seleccione el idioma:
Reservar visita médica en línea

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hiperglucemia?

Post written by BFH Staff Writer on 3 de abril de 2024
Compartir post:
¿pueden causar dolores de cabeza los niveles elevados de azúcar en sangre?
Navegar Puesto

HiperglucemiaLa hiperglucemia, una enfermedad caracterizada por niveles elevados de azúcar en sangre, puede ser un problema de salud preocupante si no se controla. Reconocer sus signos y síntomas es crucial para una intervención precoz y un tratamiento adecuado. En esta completa guía, nos adentramos en los diversos indicadores de la hiperglucemia, arrojando luz sobre lo que hay que tener en cuenta y por qué es esencial actuar con prontitud.

Comprender la hiperglucemia

Hiperglucemia se produce cuando el organismo no consigue regular eficazmente los niveles de azúcar en sangre. Se asocia con mayor frecuencia a la diabetes mellitus, tanto de tipo 1 como de tipo 2, aunque también puede surgir debido a otros factores como el estrés, una enfermedad o determinados medicamentos. Cuando los niveles de azúcar en sangre se mantienen elevados de forma constante, pueden producirse una serie de complicaciones que afectan a diversos órganos y sistemas del cuerpo.

Signos y síntomas de hiperglucemia

  1. Aumento de la sed y micción frecuente: Los primeros signos de hiperglucemia incluyen sed excesiva (polidipsia) debido al intento del cuerpo de eliminar el exceso de azúcar, lo que conduce a la deshidratación, y micción frecuente (poliuria) ya que los riñones trabajan horas extras para filtrar y excretar la glucosa, a menudo alterando los patrones de sueño....
  2. Fatiga y debilidad: Cuando las células son incapaces de utilizar eficazmente la glucosa como fuente de energía debido a una resistencia o deficiencia de insulina, pueden aparecer la fatiga y la debilidad. Esta persistente falta de energía puede afectar a las actividades diarias y a la productividad.
  3. Aumento del hambre (Polifagia): A pesar de los elevados niveles de azúcar en sangre, las células pueden verse privadas de la energía adecuada, lo que desencadena señales de hambre. Si no se controla adecuadamente, puede aumentar la ingesta de alimentos y el aumento de peso.
  4. Visión borrosa: Los niveles elevados de azúcar en sangre pueden hacer que se extraiga líquido de las lentes de los ojos, lo que afecta a su capacidad para enfocar correctamente. La visión borrosa o la dificultad para enfocar es un síntoma frecuente de hiperglucemia.
  5. Curación lenta de las heridas: La hiperglucemia puede mermar la capacidad del organismo para curar heridas y lesiones debido a una circulación deficiente y a una función inmunitaria comprometida. Incluso los pequeños cortes y contusiones pueden tardar más en curarse.
  6. Boca y piel secas: La deshidratación resultante de una micción excesiva puede provocar sequedad en la boca y la piel. La piel puede volverse seca, con picores y propensa a las infecciones, sobre todo en las zonas propensas a la fricción o la humedad.
  7. Cefalea diabética e irritabilidad: Las fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre pueden desencadenar dolores de cabeza e irritabilidad. Estos síntomas pueden variar en intensidad dependiendo del grado de hiperglucemia y de los niveles de tolerancia individuales.

Indicador de gestión de la glucosa

El control eficaz de la glucosa es vital para mantener la salud general y prevenir las complicaciones asociadas a la hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre) o la hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre). El descontrol de los niveles de glucosa en sangre puede provocar numerosos problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, neuropatía, retinopatía, enfermedades renales y problemas de cicatrización.

Mediante un seguimiento diligente de los indicadores de control de la glucosa y la adopción de medidas proactivas para optimizar los niveles de azúcar en sangre, las personas pueden reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes y mejorar su calidad de vida. Esto incluye adoptar una dieta equilibrada, practicar una actividad física regular, controlar los niveles de estrés, seguir la medicación prescrita y mantener un seguimiento regular con los profesionales sanitarios.

Tabla de niveles de azúcar en sangre por edad

Aunque los niveles de azúcar en sangre pueden variar de una persona a otra, existen pautas generales para unos niveles de azúcar en sangre saludables en función de la edad. Es importante tener en cuenta que estos intervalos pueden variar ligeramente en función de diversos factores, como el estado de salud de cada persona y si las mediciones se realizan antes o después de las comidas. 

A continuación se muestra un cuadro general de los niveles de azúcar en sangre según la edad:

  1. Niños y adolescentes (0-18 años)
    • Azúcar en sangre en ayunas: 70-100 mg/dL (3,9-5,6 mmol/L)
    • Azúcar en sangre postprandial (GSPP) después de las comidas: Inferior a 140 mg/dL (7,8 mmol/L)
  2. Adultos (18-60 años)
    • Azúcar en sangre en ayunas: 70-100 mg/dL (3,9-5,6 mmol/L)
    • Azúcar en sangre postprandial (GSPP) después de las comidas: Inferior a 140 mg/dL (7,8 mmol/L)
  3. Adultos mayores (a partir de 60 años)
    • Azúcar en sangre en ayunas: 70-100 mg/dL (3,9-5,6 mmol/L)
    • Azúcar en sangre postprandial (GSPP) después de las comidas: Inferior a 140 mg/dL (7,8 mmol/L)

Es importante tener en cuenta que se trata de directrices generales y que pueden producirse variaciones individuales. Además, las personas con diabetes u otros problemas de salud pueden tener unos intervalos objetivo diferentes prescritos por su profesional sanitario.

Hierbas que reducen el azúcar en sangre rápidamente

Varias hierbas se han utilizado tradicionalmente para ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre, lo que puede beneficiar a las personas diabéticas o con riesgo de padecerla. Hierbas como la canela, el fenogreco, el ginseng, la gymnema silvestre, el melón amargo, la berberina, el aloe vera y la cúrcuma contienen compuestos que pueden imitar los efectos de la insulina, mejorar la captación de glucosa y reducir su producción en el hígado. 

Aunque añadir estas hierbas a la dieta o tomarlas como suplementos puede ayudar a controlar la glucemia, es importante consultar antes a un profesional sanitario, sobre todo si se padece diabetes o se toman medicamentos. Controlar regularmente los niveles de azúcar en sangre y seguir los consejos del profesional sanitario sigue siendo crucial para controlar eficazmente la diabetes.

Para llevar

Reconocer los signos y síntomas de la hiperglucemia es crucial para intervenir y tratarla a tiempo. Si usted o alguien que usted conoce experimenta alguno de estos síntomas, especialmente en el contexto de factores de riesgo conocidos como la diabetes o el uso de medicamentos, es importante buscar consejo médico con prontitud. La detección precoz y el tratamiento adecuado pueden ayudar a prevenir las complicaciones asociadas a la hiperglucemia prolongada, mejorando la salud y el bienestar generales.

Preguntas más frecuentes (FAQ)

¿Por qué me sube el azúcar en sangre si no he comido nada?

Los niveles de azúcar en sangre pueden aumentar incluso sin ingerir alimentos debido a diversos factores como el estrés, una enfermedad, ciertos medicamentos o el fenómeno del amanecer, por el que el organismo libera hormonas que elevan los niveles de azúcar en sangre a primeras horas de la mañana.

¿El azúcar aumenta la tensión arterial?

Aunque el azúcar en sí no eleva directamente la tensión arterial, consumir alimentos y bebidas azucarados en exceso puede contribuir al aumento de peso y a la obesidad, que son factores de riesgo de hipertensión (tensión arterial alta).

¿Cuánto tiempo permanece elevada la glucemia después de comer?

Los niveles de azúcar en sangre suelen alcanzar su punto máximo entre una y dos horas después de ingerir una comida y, a continuación, vuelven gradualmente a los niveles basales en un plazo de tres a cuatro horas. Sin embargo, esto puede variar en función de la composición de la comida, el metabolismo individual y otros factores.

¿Qué nivel de azúcar en sangre requiere insulina?

La necesidad de insulina depende de factores individuales, como el tipo y la gravedad de la diabetes, el estado general de salud y el plan de tratamiento. En general, la insulina es necesaria cuando los niveles de azúcar en sangre se mantienen constantemente por encima de los valores deseados a pesar de las modificaciones del estilo de vida y la medicación oral.

¿Sentarse mal después de comer azúcar es un signo de diabetes?

Sentirse mal después de consumir azúcar puede ser un síntoma de diversas afecciones, incluida la diabetes, pero no es definitivo. Otros síntomas, como aumento de la sed, micción frecuente, fatiga y pérdida de peso inexplicable, son más indicativos de diabetes.

¿Puede un nivel alto de azúcar en sangre provocar dolores de cabeza?

Sí, los niveles elevados de azúcar en sangre pueden provocar dolores de cabeza en algunas personas. Las fluctuaciones de los niveles de azúcar en sangre pueden afectar a los vasos sanguíneos y a los neurotransmisores del cerebro, desencadenando dolores de cabeza o migrañas.

¿Es peligroso un nivel de azúcar en sangre de 170?

Un nivel de azúcar en sangre de 170 mg/dL puede indicar hiperglucemia (alto nivel de azúcar en sangre), especialmente si se encuentra constantemente por encima de los valores objetivo. Aunque no es inmediatamente peligrosa, una elevación prolongada de los niveles de azúcar en sangre puede provocar complicaciones con el tiempo. Es esencial controlar los niveles de azúcar en sangre con regularidad y consultar con un profesional sanitario para determinar las estrategias de gestión adecuadas.

Productos relacionados

No hay artículos relacionados en este momento. Vuelva a comprobarlo pronto.